martes, enero 26, 2010

Mexico : Church and Macho Politicos Wage War on Women

Photo of graffiti from Mejilla Hyde.
Catholic Church and macho politicosWage war on Mexico's women
'Get your rosaries out of our ovaries!'
By John Ross / The Rag Blog / October 13, 2009

MEXICO CITY -- "Sacan Sus Rosarios De Nuestras Ovarios!" The women, some of them bare-breasted, linked arms and chanted at the men in suits who were dashing towards the barricaded doors of the colonial edifice that houses the local congress in the central Mexican city of Queretero."Get Your Rosaries Out Of Our Ovaries!"Indeed, some of the men were so eager to get to their desks on the floor of the state legislature that they squeezed through basement windows, risking wrinkles to duds that had been freshly pressed for the occasion.By 9 a.m. September 1st, in a classic "madruguete" (early morning vote behind locked doors to exclude dissenters), all 21 members of the all-male Queretero congress had unanimously passed a bill criminalizing abortions for all women with the exception of rape victims (but not victims of incest) and those whose lives would be put at risk for carrying to full term. Any other woman who so much as inquired about the availability of abortion at a hospital or clinic could now be imprisoned for up to a year.According to news reports, a week after the law was passed and signed off on by the rightist Queretero governor, one unfortunate and unidentified woman was in fact arrested for soliciting an abortion, held in jail overnight, and forced to pay a 4000 peso fine.Queretero was the 15th Mexican state to criminalize abortion. Days later, the conflictive southern state of Oaxaca became the 16th entity in the Mexican union to ratify what pro-choice organizations label "La Ley Machista" that defines life as beginning at fertilization and imposes prison sentences on women seeking to terminate unwanted pregnancies. As in Queretero, the measure was vociferously dissed by pro-choice advocates and the legislature was forced to relocate to a secure alternative site to vote the Oaxaca version of "The Macho Law" up.Criminalization of abortion bills are also pending in Michoacan, Sinaloa, Veracruz, and Mexico state. With half of Mexico's 31 states plus one now on record, the machos are assured that a constitutional amendment criminalizing abortion can be passed and such legislation is expected to be introduced in a coming session of the new Mexican congress.Criminalization of abortion is turning Mexico into "a totalitarian state,” opines Diego Valades, a former attorney general and dean of the National Autonomous University (UNAM) law faculty -- such legislation "cedes control of a woman's body to the state and is itself unconstitutional." Valades proposes instead a constitutional amendment that would guarantee a woman's reproductive rights.The anti-abortion putsch is being orchestrated by the ruling right-wing PAN party in connivance with the Princes of the Catholic hierarchy. One goal is to force repeal of Mexico City's free abortion-on-demand law. Since the pro-choice legislation was deemed constitutional by a ten to one vote of the nation's Supreme Court two Septembers ago after the law had been challenged by then-attorney general Eduardo Medina Mora, a proxy for President Felipe Calderon, and the National Human Rights Commission ombudsman Jose Luis Soberanes, an Opus Dei intimate, the city has provided free interruptions of unwanted pregnancies during the first 12 weeks of gestation to more than 30,000 women, an average of 41 a day, according to the Mexico City Womens' Institute.Abortion on demand has incurred the fierce wrath of Mexico City Cardinal Norberto Rivera, the most powerful Churchman (there are no Churchwomen) in the land, who ordered all church bells in the capital rung in mourning to mark the court's decision. The Mexico City archdiocese has since bought a plot in the Dolores Cemetery where it stages funerals for aborted fetuses.The 102-member Mexican Bishops' Conference (CEM) is equally as obstreperous in its condemnation of Mexico City's free abortion services, even those few liberationist bishops who have a voice and vote oppose the leftist capital government's pro-choice initiative -- San Cristobal de las Casas bishop emeritus, an apostle of liberation theology, once exhibited gory blow-ups of aborted fetuses on the esplanade outside the "Cathedral of Peace" in that Chiapas city."I am appalled by the CEM's position. The separation of Church and State is the foundation of the Mexican constitution," an indignant Diego Valades reminded attendees at a recent National University academic conference.

Mexican Attorney General Arturo Chavez Chavez.

The campaign to criminalize abortion is only one front in the war on women being waged by the PAN, the Roman Catholic Church, and their political allies. Last month (September), the Mexican Senate confirmed Arturo Chavez Chavez, Calderon's handpicked designee, as the country's new attorney general over the intense objections of feminists and human rights activists.As chief prosecutor in the northern state of Chihuahua during the mid to late 1990s, Chavez Chavez was charged with investigating the murders and disappearances of 192 women in the gritty border city of Ciudad Juarez. Mothers of the dead women -- "Las Muertas" -- accuse Chavez Chavez of gross negligence.In testimony at his confirmation hearing, the future attorney general insisted that he had cleared 60 murders during his years as Chihuahua's chief prosecutor but the truth is more diffuse -- Chavez Chavez prosecuted one suspect, an Egyptian chemist Omar Latif Sharif, for 60 killings. Sharif, however, was convicted of only one murder, that of a sometimes girlfriend, and is currently serving a 30 year sentence in a Chihuahua penitentiary.Paula Flores, whose murdered 17 year-old daughter Maria Sagrario has become an icon for the mothers of Las Muertas, recalls a less than empathetic Chavez. When 11 years ago she went down on her knees before him to plead for justice for Sagrario, the aspiring attorney general just walked around her as if she didn't exist. Later, Chavez Chavez's investigators mistook Sagrario's tomb and opened up an adjoining gravesite, carrying off the remains of another Muerta for an autopsy.Such confusion tainted the Calderon nominee's years at the helm of the investigation. In 1999, United Nations rapateur for extra-judicial killings Asma Jahangir denounced Chavez Chavez's "arrogance" when she sought to question him about the investigations. A second UN rapateur on judges and judicial processes, Dato Parran, who visited Juarez in 2002, doubted that any of the more than 100 remaining cases had even been investigated.In 2003, Amnesty International found "intolerable negligence" in the investigations of the dead women's murders carried out by Chavez Chavez and his successors -- autopsies did not meet international legal standards and inquiries were only initiated after pressure from grieving families. Many of the disappeared women were dismissed as runaways.Jurist Eduardo Buscalgia, who headed a UN commission that reviewed the violent deaths of 258 women in Juarez between 1993 and 2003, uncovered what he recently described as "procedural horrors" in the investigations of the deaths of Las Muertas. Many of the victims had apparently been tortured and some of their bodies burnt. Eight women had one breast cut off and were brutally bitten by their attacker(s) and their remains thrown out on the same desert lot, evidence that suggested a serial killer was at large yet no serious investigation was ever launched by Mexican authorities.Instead, Chavez Chavez blamed the women for their own grisly murders, intimating that they had provoked their killers by wearing mini-skirts. "Only bad women go out at night," he concluded -- many of the victims like Maria Sagrario Flores had been working late night shifts at Juarez maquiladoras and were still wearing their "batas" (work smocks) when their bodies were discovered.Despite overwhelming evidence of Arturo Chavez Chavez's inept, misogynist investigation into the deaths of Las Muertas, he was confirmed September 24th by the Mexican Senate as the nation's top law enforcement officer. When, in protest, the mothers of the dead women painted 106 pink crosses (the number of unsolved cases) on the walls of the prosecutor's offices in Juarez, they were investigated for the destruction of federal property.

Posters at entrance to a government building in Juárez in 1998 protesting disappearances of women and lack of police investigation. Photo© Susan Meiselas.

In another notorious case of violence against women, 11 victims of sexual abuse during police raids in the farming village of San Salvador Atenco May 3rd-4th 2006 have once again been denied justice. This September, the Special Prosecutor for Violence Against Women (FEMIMTRA), which operates under Chavez Chavez's jurisdiction, rejected their claims that they had been sexually manhandled and penetrated during their arrests and turned the cases back to Mexico state authorities that had already vindicated the police.Charges against 22 state cops were dropped, five are pending while the accused are out on bail (if previous accusations of sexual battery against the police are any precedent, they will never be prosecuted), and one police agent who was sentenced to three years imprisonment paid a $400 USD fine and is now reportedly back on the Mexico state police payroll.Violence against women is spiraling in Mexico. On the day Arturo Chavez Chavez was confirmed (September 24th), five women were shot and killed in the Sierra of Petatlan in Guerrero state where army troops have been pursuing purported guerrillas for months. One week later, four women -- one a police domestic violence investigator -- and a little girl who was playing nearby were gunned down in Ciudad Juarez. According to a grim roster held by the group "Justice For Our Daughters,” 67 women have been murdered or disappeared in Juarez in the first nine months of 2009 -- 28 bodies remain unclaimed in the city morgue.From July 2007 thru June 2008, 227 "feminicides" were recorded in 13 northern Mexican states by the private Citizens Observatory on Feminicides and 1014 counted nationally. 60% of the killings occurred in and around the womens' homes.Despite the on-going slaughter, the central Mexican state of Guanajuato, which has long been under the thumb of the Catholic Church and the PAN, is the only one of Mexico's 31 states that has not enacted a law to protect women from domestic violence. Guanajuato is home to the extreme right-wing "El Yunque" (The Anvil), a secret organization with roots in the 1926-29 Cristero uprising against the anti-clerical president Plutarco Elias Calles, founder of the modern PRI party that ruled Mexico for 71 years until displaced by the PAN's Vicente Fox, a Guanajuato native, in 2000 -- three members of Fox's cabinet were reportedly affiliated with El Yunque.When the school term began this fall in Guanajuato, first year high school students found themselves without biology text books because books published by the federal Secretary of Public Education (SEP) had been withdrawn under orders from PANista governor Juan Manuel Oliva who adjudged that they contained "perversions" -- the biology books included anatomically-correct reproductions of human genitalia and addressed birth control, even daring to use the two dread words "condom" and "abortion."Instead, the Guanajuato Education Secretariat (SEG) distributed 114,000 of their own biology textbooks that demonized masturbation and homosexuality, skipped any mention of AIDS prevention, and advocated abstinence as the only method of avoiding unwanted pregnancies.When the federal SEP (ironically controlled by the PAN) insisted on teaching the original biology texts, a group of women in Leon, the state capital, headed by a local rightist councilwomen burnt hundreds of the SEP books in the central plaza of the city. "They want to make my son wear a condom," explained the councilwoman Hortencia Orozco.The PAN is hardly alone in its pogram against women. The Chavez Chavez nomination was voted up by the PRI and the Mexican Green Environmental Party (sic) that together hold an absolute majority in the Mexican congress. Eight of the 16 states that have criminalized abortion are governed by the PRI whose party president is a woman.600,000 abortions are performed in Mexico each year according to the Secretary of Public Health, 100,000 of them under dangerous, clandestine circumstances. The prohibition of legal abortion stirs the specter of the dark ages of back alley butchers scraping women with clothes hangers. In six of the 16 states that have criminalized the interruption of unwanted pregnancies, maternal mortality is five times the national average.Both local and national legislatures in Mexico are male dominated. The number of women holding congressional office (27%) is well below Cuba (43%), Argentina (40%), Costa Rica (39%), and African nations such as Mozambique, Tanzania, and Rwanda (49%). Only 15% of high echelon executives in the Calderon government are women in a country where women (52%) are the majority -- in Ecuador 35% of all executive positions are held by women and Argentina and Chile have women presidents.Two years ago, Mexico revised its electoral code to insure that women would comprise 40% of the federal congress but this September 2nd, when the recently elected Chamber of Deputies met for the first time, eight recently elected women rose from their desks one by one and asked for permanent leaves of absence. Their seats were then delegated to their all-male substitutes ("suplentes"), at least one of whom was the husband of an electee. Denouncing violation of the so-called "Equanimity of Gender" clause of the reformed code, feminist Gabriela Rodriguez, writing in the left daily La Jornada, blasted the flimflam as "nothing less than electoral fraud against women."[John Ross' monstrous El Monstruo -- Dread & Redemption in Mexico City, a “love letter" to the most contaminated, corrupt, and conflictive city in the Americas (Kirkus Reviews), will be published next month by Nation Books. His Iraqigirl (Haymarket), the diary of a teenager growing up under U.S. occupation, is now in the stores. The author is scouting venues for a 2009-2010 book tour. Any ideas? Contact]The Rag Blog

La ultraderecha y sus patadas de ahogado...

Si se consuma la fusión de Telmex y Telmex Internacional con América Movil, la nueva acción significaría en volumen el 27.7 por ciento de las operaciones de la Bolsa Mexicana de Valores… Sería la 158 empresa más grande del mundo, pero la 29 con más utilidades… ¿Autorizará la Comisión Federal de Competencia la fusión? ¿Impondrá el gobierno calderonista un alto a lo que podría convertirse en un poderoso gigante de las telecomunicaciones?
Son como el agua y el aceite. Uno no reconoce al otro, y a veces hasta uno le llama “espurio” al otro. Aun así, PAN y PRD parecen estar dispuestos a unirse. Si esta alianza se consuma, ¿rendirá frutos? Hay quienes dicen que los partidos están enfrentando a su propia naturaleza.

El desempleo que provocó la Gran Recesión que inició en 2008 ha causado estragos en los países emergentes y en desarrollo. Por desgracia, varios millones de personas continuarán sin trabajo a pesar de la mejora relativa de la economía global.

Las negociaciones de un acuerdo multilateral que pretende combatir la piratería podría cambiar la manera en que se utiliza la Red. Mientras unos quieren impedir la violación de los derechos de propiedad intelectual, otros ven amenazadas las libertades civiles elementales asociadas a Internet. Y la más importante es la privacidad.
Hasta ahora, las pláticas en torno a este acuerdo se han realizado a puerta cerrada, en secrecía, sin transparencia. Sobre la mesa solo están los argumentos e intereses de una de las partes involucradas. La voz de los usuarios/consumidores ha sido relegada.
¿Qué es ACTA?
En 2007, presionados por la industria de los derechos de autor, Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Suiza y Japón dieron a conocer en forma conjunta el inicio de las negociaciones del Acuerdo Comercial Antifalsificación, conocido como ACTA por sus siglas en inglés.
Según un documento que dio a conocer la UE, el objetivo del ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement) es “establecer normas internacionales para la aplicación de los derechos de propiedad intelectual a fin de combatir más eficazmente el creciente problema de la falsificación y la piratería”.
El convenio comprende la “cooperación internacional”, nuevas “prácticas de control” y un “marco legal” para combatir la proliferación de infracciones a la propiedad intelectual.
A esta serie de negociaciones se han sumado Australia, Canadá, Corea, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y México, país sede de la Séptima Ronda de Negociaciones que se llevará a cabo del 26 al 29 de enero en Guadalajara.
El ACTA se compone de seis capítulos, pero el que ha causado más controversia y debate es el referente a la "Ejecución de los derechos de la propiedad intelectual en los medios digitales". Y esto tiene que ver con la creación de un "Marco legal sobre la observancia de los derechos de propiedad intelectual" en Internet.
El problema
La comercialización de productos piratas o falsificados es una amenaza permanente para la propiedad intelectual.
Esfuerzos bilaterales y multilaterales para erradicar la piratería se han negociado como parte de acuerdos comerciales y de seguridad entre países.
El esfuerzo multilateral más reciente es el ACTA, y los gobiernos involucrados están siendo presionados por los grandes corporativos de la industria del copyright para combatir la falsificación y venta de sus productos, que incluyen desde cosméticos hasta música y películas.
Según estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el comercio internacional de productos pirata genera 215 mil millones de dólares anuales. Tan solo en la UE, en 2007 fueron incautados 79 millones de artículos pirata en las fronteras de los países miembros.

La tierra comenzó a sacudirse a las 4 con 53 minutos de la tarde, hora de Haití. Era el martes 12 de enero. El epicentro del terremoto de 7 grados en la Escala Richter se ubicó a tan solo 25 kilómetros de Puerto Príncipe, la capital.
La ciudad de Léogâne prácticamente quedó bajo los escombros con 80 ó 90 por ciento de destrucción. En Jacmel, la devastación fue de 50 ó 60 por ciento, y en Gressier y Carrefour de 50 por ciento.
El último gran desastre natural que sacudió a la isla se registró en 1946, cuando un sismo de 8.1 grados en República Dominicana provocó un tsunami que mató a casi 2 mil personas. Pero lo que ocurrió la semana pasada no tiene comparación.
La explicación geológica es que el sismo ocurrió a lo largo de la falla Enriquillo, que va desde la Bahía de Montego, en Jamaica, hasta la parte sur de la isla, que es compartida por Haití y República Dominicana.
La falla había permanecido más de 250 años en una extraña estabilidad, pero se esperaba que ocurriera un temblor en cualquier momento. Lo que no podían prever los geólogos era si la energía se liberaría en intervalos, poco a poco, o en un terremoto intenso, como el que dejó a Haití en estado de desolación.
Y conforme pasan los días, la magnitud del desastre crece por el número de muertos. Ahora se estima que 200 mil personas perdieron la vida, cifra que ubica a este terremoto muy cerca del tsunami asiático que mató a 226 mil personas en 2004.
Por ahora, y si la cantidad oficial de decesos no aumenta, el sismo de Haití es el tercero más devastador de la historia en todo el mundo.
En 1976, murieron en China 242 mil personas debido a un sismo. En 2004, el tsunami asiático mató a 226 mil. En 2010, se estiman 200 mil víctimas mortales en Haití.
En 2008, China sufrió otro terremoto. Ese año, la cifra fue de 88 mil muertos. Y en 2005, Pakistán, India y Afganistán sumaron 75 mil muertes provocadas por un sismo.


Los fantasmas de la Sierra Tarahumara

Bachíniva. Aulas abandonadas
Escuela en El Alamillo, Chihuahua.

Marcela Turati

EL ALAMILLO, CHIH., 25 de enero (Proceso).- Entre la Sierra Tarahumara y Ciudad Juárez está la Alta Babícora, donde la reportera vio, del 11 al 14 de enero, cómo la pobreza de la tierra y de la gente ardió con un soplo del diablo. A los pueblos más apartados llegaron los narcotraficantes y, ante la total impotencia de los abandonados municipios, coparon caminos, mataron a los rejegos e incendiaron las casas. Los que no fueron levantados por sicarios, huyeron de los militares. Y los pocos que se quedaron siguen buscando al único desaparecido que, sin embargo, nunca estuvo presente: el gobierno.
En este pueblo no ladran los perros; sólo se escucha el silencio, a veces interrumpido por las camionetas que cruzan por la carretera y que a veces se meten por las calles de este paraje abandonado.
Es medio día y no hay gente en las calles. Tampoco se oyen voces en la escuela. Ningún metiche se asoma por la ventana para ver pasar a los viajeros. Las ventanas de varias casas están rotas y nadie se ha empeñado en cambiarlas.
Al entrar a este pueblo viejo, de bardas de adobe carcomidas por el viento, de álamos altos, se ven vehículos mal estacionados, como aventados a medio camino: por ahí una camioneta roja con vidrios rotos, más allá otra con las puertas abiertas, como si sus tripulantes hubieran salido corriendo. Huyendo de algo, de alguien.
Sobre la carretera, en vez de un letrero que dé la bienvenida a El Alamillo se ven los restos de lo que era la tienda Diconsa: la puerta sin tranca, el negocio abandonado y saqueado, el tizne cubriendo la fachada de colores que lucía antes del incendio.
Esa quemazón arrasó varias casas y negocios. Las estructuras con los puros muros de pie, los muebles reducidos a ceniza, las láminas del techo achicharradas en el suelo, indican que el año pasado aquí se libró una guerra.
En el recorrido por este pueblo de álamos pelones de hojas y de ramas enredadas como marañas, sólo se ve un ánima a lo lejos: es un anciano que se espanta el frío cobijándose con los rayos de sol, como lagartija, afuera de su casa de adobe.
Este mismo paisaje de casas abandonadas o quemadas se aprecia en varios de los pueblos que rodean la Laguna Babícora, donde comienza la zona serrana de Chihuahua denominada la Alta Babícora, a medio camino entre la Sierra Tarahumara y Ciudad Juárez. La zona que el año pasado sufrió la barbarie.
De pronto, de entre el abandono, aparece una mujer que estaciona su auto en la única tienda abierta del pueblo, afuera de la casa que en lugar de sala tiene anaqueles para exhibir alimentos.
“Quedamos pocos, antes aquí vivíamos muchos. En la primaria quedaron seis niños nomás, están viendo si la cierran, igual la secundaria”, comenta.
La dueña de la tienda agrega: “Antes había más tiendas, ahora somos la única que queda, pero no tenemos clientes”.
Hasta hace un mes esta tienda tuvo competencia, pero las otras fueron cerrando por quemazón o abandono, cuando las sombras de la muerte comenzaron a pasearse por las calles. La dueña de la única tienda y su marido no se fueron. Él es mecánico, los dos tienen trabajo; pero sus hijos chiquitos andan en la vagancia: se quedaron sin escuela.
“El kínder cerró, no hay niños. Voy a ver si a este puedo inscribirlo en Gómez”, dice la mujer y señala al niño, que le pide de los dulces exhibidos en los anaqueles. Gómez Farías es cabecera del municipio vecino.
La única clienta se aleja por el llano, amarillo de tan seco, de árboles pelones con sus ramas como marañas, como de película de olvido.
El paisaje es tan desolado como lo cuentan.
El Alamillo es un pueblo del noroeste de Chihuahua, en la zona del silencio, porque de la violencia que ocurre aquí no se habla. Se queda en rumor. Eventualmente sale publicada en algún diario local con denuncias anónimas.
“Esa zona está prácticamente asolada porque muchos se van huyendo. Los que pueden se van a las ciudades, Cuauhtémoc, Chihuahua, Juárez o a Estados Unidos, a Nuevo México y Texas, con sus parientes. Otros anduvieron vagando mucho tiempo en la frontera. Unos estuvieron en Palomas, sin trabajo, incluso muriendo de hambre con sus familias porque no querían regresar ahí. Y los que se quedan son interrogados y acosados por los soldados, que les dicen: ‘A ti te protege el cártel. ¿O porqué no huiste? ¿No serás de ellos?’”, dice el diputado local Víctor Quintana.
Y para Gabino Gómez, dirigente de El Barzón en Chihuahua, esta “es tierra de nadie”. Así se lo dijo en diciembre a los generales de la región militar encargados del Operativo Conjunto Chihuahua, en una reunión que tuvieron con las organizaciones de la sociedad civil, que les reclamaron por sus excesos.
Los reflectores de la violencia los acapara Ciudad Juárez, con su récord sostenido de asesinatos, pero la zona rural de Chihuahua, con su nervadura de caminos y brechas que conecta la Sierra Tarahumara con la frontera en una línea, acumula mala fama como albergue de narcocultivadores, y su estela de violencia y sufrimiento.
El día en que se hizo este recorrido por la zona, el municipio de Madera, al que pertenece Alamillo, amaneció con una noticia: levantaron a un hombre frente a la presidencia municipal, a plena luz del día.
–Era don Tino, era de aquí. Fueron por él unos encapuchados y se lo llevaron enfrente de su hija. Ella se engaruñaba a su chamarra, no quería dejar que se lo llevaran, pero se lo quitaron –comenta una anciana del vecino pueblo de Nicolás Bravo, que también luce casas quemadas.
–¿Seguido desaparece gente?
–Hace dos semanas se llevaron a otro muchacho; a él lo encontraron con las manos mochadas –responde.
Nicolás Bravo tiene tramos que parecen escenarios de guerra. Ahí están la Refaccionaria y Ferretería Vázquez, con sus paredes ahumadas y el techo vuelto chatarra. La misma suerte corrió una casa amplia cuyas bardas eran coronadas por figuras de águilas. Otra casa rosa, que se veía de lujo, quedó convertida en una tapia abandonada con los puros muros de pie, con vista al cielo.

La ruta Madera-Ciudad Juárez

Desde el año pasado, en estos dos pueblos vecinos comenzó a notarse el movimiento. En el Diario de Juárez se informó que al menos 15 familias habían huido, luego se manejó que 50.
“Yo he visto familias con las camionetas cargadas o gente que se fue de plano sin nada”, comenta un camionero asignado a esa zona. Él, como la mayoría, tiene miedo de hablar y no quiere ser citado por su nombre.
Es la conjunción de brechas como nervios que conectan la región. La “Y” de Madera a Ciudad Juárez, que tiene ramificación por Villa Ahumada: donde cualquiera puede estar y al día siguiente desaparecer.
Los relatos de lo que ocurre en esta zona, que el diputado Quintana nombra como “la Y de la muerte”, parecen increíbles. Por ejemplo, la aparición del comando armado que en segundos inmovilizó a las decenas de asistentes a una carrera de caballos, asesinó a tres y se llevó por lo menos a otros tres, aunque la gente rumora que desaparecieron más. La mujer que le escribió al presidente de la República pidiéndole que draguen la presa El Tintero porque tiene la sospecha de que sus hijos desaparecidos están ahí, ahogados. Los buzos contratados para buscar a un borracho que podría haberse ahogado en la misma presa...
“Fue en la presa El Tintero, límites de Buenaventura y Namiquipa. Iban a buscar a un señor ahogado y los buzos encontraron en el fondo dos vehículos con gente dentro. Esto no fue público, no salió. La información se queda corta”, dice Gabino Gómez sobre este suceso.
Fue público el éxodo apresurado de familias enteras que vieron arder sus casas o el asesinato de uno o varios de sus miembros. También se sabe que en esta región nadie quiere ser policía, están vacantes algunas alcaldías y faltan regidores, los que había están muertos, renunciados, huidos o desaparecidos.
En esta zona desaparecieron cuatro policías rurales y un teniente del Ejército cuando se trasladaban del Valle de Juárez al cuartel de Madera. Sus familiares recorrieron el camino por tierra y rentaron una avioneta, pero parece que se los tragó la tierra. Aquí también los narcos levantaron a un alto mando de inteligencia de la Policía Federal, cuyo cuerpo fue encontrado en el tiro de un pozo. Pronto la región se llenó de militares en busca de narcos y se atizó la violencia.
Se dice que estos caminos tienen ojos, porque los vigilantes de los narcos están en todas partes.
Un agricultor de esta región, donde se ven grandes extensiones de tierra con ganado y áreas con huertas de manzanos, cuenta lo que es el miedo cotidiano de convivir con los narcos:
“En mi huerta encuentro un vehículo con gente cuidando la carretera. Si avanzas otros kilómetros, se ve otro, y más adelante otro... Así está todo el camino, eso se da en toda la región. Si no lo conocen a uno, es arriesgado andar en los caminos porque lo detectan, lo paran, lo cuestionan. Te dicen: ‘Sabemos que fuiste a tal lado y que vienes de tal otro, tú ya no pasas por acá’.”
Otro vecino comenta: “La seguridad en la zona está a cuenta de gente a pie, a caballo, en vehículos o unos que están poniendo botes junto a la carretera y que pasan información a los narcos sobre quién pasa. Antes eran visibles porque estaban en vehículos parados al lado de la carretera, pero ahora se visten como si estuvieran en las labores del campo”.
Otro narra: “Llegan a los ranchos o bodegas de la gente y las abren y meten autos robados. Y tú sabes que están ahí y te aguantas, no puedes decir nada. A un conocido lo mataron porque se negó a que su bodega la usaran para guardar un vehículo robado. Lo levantaron, lo mataron y lo aventaron por ahí”.
Por estos lugares la consigna parece ser no hablar. Todos parecen miedosos. Los repartidores de productos cuentan que a veces corren la mala suerte de ser detenidos, interrogados, asaltados o golpeados por transitar en una mala hora. La advertencia que recibieron de parte de los capos locales es que los caminos deben estar despejados por las noches. Dice un repartidor:
“A las ocho de la noche ya no sales, desde que se mete el sol estás refugiado en tu casa. La gente ya no viaja de noche por esos caminos, se corre el riesgo de que la paren y pueden pasarle varias cosas. Porque los narcos y los militares ponen retenes en el camino. Si el retén es de los narcos, lo mínimo que te pasa es que te dan unos aventones y madrizas en el mejor de los casos, cuando no roban tu celular, tu cartera o el vehículo, si les gusta, o hasta puede que te lleven y te maten, Y el Ejército, cuando te para, también te golpea y roba posesiones.”

Desapareció hasta el gobierno

Algunos pueblos se salvaron de la barbarie, como El Porvenir del Campesino, un pueblo desolado, de casas de adobe y alambres de púas que delimitan potreros, donde presumen que están alejados de la trama de las drogas.
“Acá vive pura gente mayor, puro campesino. Todos nuestros hijos se fueron a Estados Unidos y desde allá nos mandan dinero”, dice un ranchero con la ropa desgarrada, que camina cerca de la tienda Los Diablos, un cuarto estrecho y desolado como el pueblo mismo.
Víctor Quintana señala que los municipios de Gómez Farías, Madera, Zaragoza, Temósachi, Matachic y Namiquipa tienen muchos desaparecidos.
“Es como una “Y” de la muerte que conecta de un lado con el Valle de Juárez a Villa Ahumada y forma un camino de brechas clandestinas a la sierra, a la parte productora (de enervantes)”, describe.
El legislador estatal hace una relatoría de las tragedias conocidas: primero fue ejecutado el comandante de la policía de Galeana. El año pasado se inauguró con la desaparición del comisario ejidal de Gómez Farías, Raúl Rascón. En marzo de 2009 los narcos quemaron casas en El Alamillo y Nicolás Bravo, y se llevaron a varias personas, entre ellas dos maestros, a los que sus padres buscaron por meses.
Sigue: el 1 de febrero, en la carrera de caballos de El Terrero, Namiquipa, mataron a tres y se llevaron al menos a otros tres, aunque aún hay gente que afirma que fueron muchos más. Un regidor de Madera que se opuso a esos ataques tuvo que irse de la región porque le quemaron la casa y golpearon a su familia. De Nuevo Casas Grandes se fueron empresarios y agricultores por la ola de secuestros y las constantes extorsiones. En la zona incluso hubo secuestros de niños.
“En toda esa región de la Alta Babícora: Namiquipa, Nicolás Bravo, Soto Maníes y Madera, hay gran cantidad de casas quemadas. En El Alamillo acabaron con familias completas; los que no murieron huyeron”, dice Quintana.
Gabino Gómez resume: el narcotráfico siempre ha existido en la zona y la gente de ahí no se escandalizaba porque se mantenía en bajo perfil, guardaba su distancia. “Pero ahora se desataron los demonios”, admite.
Relata que durante los operativos, las escuelas cerraban abruptamente cuando empezaba la violencia y rápidamente iban los papás a sacar a sus niños de la escuela, desde los de kínder hasta los del telebachillerato.
Ahora, señala Felipe Ruiz, dirigente de la organización de derechos humanos Cosyddhac, “nos manejamos en una carencia de información, es difícil que la gente denuncie porque tiene miedo, y cuando denuncia no pasa nada. Recibimos quejas contra el Ejército, el general Espitia nos dice que eso que dicen no es cierto. Y mientras, hay mucha violencia y mucha oscuridad, porque no hay elementos sobre los cuales poder bordear la verdad”.
La desaparición forzada más reciente ocurrió en otro tramo de esta maraña, en el ejido Benito Juárez. Este caso, según los testigos, involucra al Ejército. El 26 de diciembre unas personas que la gente identifica como militares se llevaron a dos mujeres y a un hombre, miembros de la familia Alvarado, y aunque el Ministerio Público les confirmó que fue un operativo del Ejército, éste lo negó y no volvió a saberse el paradero de las personas.
Gabino Gómez ofrece otro dato: “Yo les señalé a los militares que en la región del noroeste, en la zona rural, no hay gobierno, porque sólo se enfocan en Juárez y en las ciudades, pero en el campo hay pueblos tomados por el crimen organizado, que siembra terror, y la llegada del Ejército no resuelve nada por los abusos que comete, el robo de vehículos. Sus camiones parecían casas de mudanza de tan cargados que iban de muebles.
“Es la región que va desde Namiquipa hasta la frontera, pasando por Gómez Farías, Buenaventura, Janos, Ascensión, Zaragoza, Galeana, Casas Grandes... que es una línea real, que es la zona donde desapareció el gobierno.”

Las empresas patito de Mexico: CFE, CHUCHOS-PAN

De alianzas, pastelazos y collages

Beatriz Paredes, presidenta del PRI y César Nava del PAN.

MÉXICO, D.F., 26 de enero (apro).- El lunes 25 de enero, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN aprobó por unanimidad la primera de las posibles seis alianzas electorales que conformará con el PRD, PT y Convergencia. De acuerdo con la información, tras un debate de tres horas, el partido en el gobierno definió aliarse a la coalición de partidos de izquierda en Durango, que postulan como candidato único al priista disidente, José Rosas Aispuro.
Aún quedan pendientes las alianzas en Oaxaca, en torno de la figura del senador Gabino Cué, del partido Convergencia, quien por segunda vez aspira a la gubernatura en esta entidad; en Hidalgo, donde se perfila la exfuncionaria foxista, Xóchitl Gálvez, como candidata de unidad; en Puebla, donde pretenden juntar fuerzas estos partidos en torno de la figura del expriista y aliado de Elba Esther Gordillo, Rafael Moreno Valle; en Quintana Roo, con el alcalde de Cancún, el perredista Greg Sánchez, acusado a través de “filtraciones” interesadas desde el ámbito gubernamental, de ser aliado del narcotráfico, y, posiblemente, se concrete una alianza en Sinaloa, con la candidatura del hijo de Manuel J. Clouthier, el diputado federal panista del mismo nombre.
No sólo en el ámbito PAN-PRD se dan alianzas extrañas. En Zacatecas, acaba de anunciarse la alianza entre el PT y el PRI para enfrentar al candidato de la gobernadora zacatecana, Amalia García, el senador Antonio Mejía Haro, cuya designación ha generado una fractura dentro del “amalismo” (con la rebelión del exlegislador Raymundo Cárdenas). Y en Veracruz, no sería extraña una alianza entre el PAN, el Panal y otros partidos en torno del expriista Miguel Angel Yunes, “bautizado” por el presidente Felipe Calderón con un pastelazo ampliamente difundido en los medios impresos.
Este movimiento inédito entre aparentes enemigos irreconciliables para contender por las 10 gubernaturas que estarán en juego el próximo 4 de julio de este año, arroja una serie de señales y de indicios que valen la pena analizar:
1. En primer lugar, se trata de alianzas negociadas en las cúpulas partidistas y no en las bases electorales o militantes de los partidos involucrados. Son movimientos de elite, con cálculos numéricos y de un corto plazo, bastante corto, para pretender que formen parte de una estrategia. El problema no es la condición “antinatura” –como han dicho los priistas Manlio Fabio Beltrones, Fidel Herrera y Jesús Aguilar Padilla-- o “perversas” –calificativo del Golden Boy, Enrique Peña Nieto-- ni su condición “polarizante” –de acuerdo con la presidenta priista Beatriz Paredes. Lo más preocupante es que, en esencia, son movimientos cupulares, apenas justificados a través de encuestas, que no cuentan con la opinión del principal involucrado: el propio electorado.
2. La discusión en torno de las alianzas tiene un claro sesgo: el PAN y el PRD se asumen como partidos de oposición ante el PRI, como si no hubiera existido la alternancia desde el 2000 o como si la “alternancia periférica” en distintas entidades –especialmente en Nayarit, Tlaxcala y Chiapas-- no hubiera dejado lecciones lo suficientemente negativas para analizarlas.
Este sesgo beneficia más al PAN que al PRD. Este último partido, dominado por la corriente de Los Chuchos y aliado ahora con la nueva coalición encabezada por el exregente del Distrito Federal, Manuel Camacho Solís, justifican esta estrategia como una forma de evitar el bipartidismo en el 2012 y el retorno del PRI a la Presidencia de la República. En esencia, sólo refuerzan el bipartidismo que quieren conjurar porque entonces serán dos bloques pragmático-políticos los que contiendan. Las opciones, en lugar de diversificarse, se concentran.
3. Las alianzas han generado una deliciosa ensalada de declaraciones de todo tono y alcance. Las dirigencias del PAN y del PRD lograron el milagro: unificar en una ensalada a todos los grupos priistas que desde el año pasado luchan por la nominación del 2012. Los principales precandidatos del PRI (Beatriz Paredes, Manlio Fabio Beltrones, Enrique Peña Nieto, Fidel Herrera y algunos otros gobernadores) se rasgan las vestiduras, cuestionan y condenan las alianzas, en un claro ejercicio de endurecimiento frente a sus clientelas electorales y ante el gobierno de Felipe Calderón.
El costo de estas alianzas ya lo plantearon claramente Beatriz Paredes y Manlio Fabio Beltrones: “no pasarán” varios puntos de la reforma política lanzada por Felipe Calderón el 15 de diciembre de 2009 como una especie de “bola ensalivada” para jugar al béisbol político.
4. En esta ensalada declarativa, el excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, coincidió con personajes impensables como Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación, que un día sí y otro también demuestra que está al margen de la “micro operación” política de Felipe Calderón, con el expresidente Vicente Fox, quien salió para condenar la posibilidad de una alianza en torno a su exfinancista Lino Korridi, y para demostrar sus fobias antiperredistas. También el excandidato presidencial panista Diego Fernández de Cevallos salió de su escondite declarativo.
En esencia, lo que parecen indicar estas declaraciones son una serie de resistencias y divorcios al interior de los propios partidos. En realidad, los divorcios internos del PAN y del PRD son mucho más graves que las alianzas. E indica una mayor pulverización de fuerzas políticas de aquí al 2012.
5. Mediáticamente, lo que observamos es un collage nada claro ni convincente. No se trata de impulsar la transición, ni concluir la alternancia ni derrotar a los “autoritarismos periféricos”. Los motivos son mucho menos elevados. Todo parece indicar que se trata de cómo administrar mejor los 2,997 millones de pesos que los partidos políticos tendrán como financiamiento público en este 2010.
6. Sorprende que ninguno de los defensores o promotores de estas alianzas no hayan reparado en algo: la judicialización de estos procesos electorales. Será en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación donde se definirán los alcances de estas alianzas. Y los litigios se esperan complicados y mucho más enredados que un collage.

Las confusiones de la derecha mexicana

Mariana Gómez del Campo y César Nava.

MÉXICO, D.F., 26 de enero.- Estimado presidente del PAN, Norberto Rivera.
Estimado arzobispo de México, Monseñor César Nava.
Muy guapa representante del Vaticano en México, Sor Mariana Gómez del Campo.
Me permito dirigirme a ustedes para aclararles ciertas confusiones que padecen y confunden mucho el debate público.
1. El nuevo derecho de las parejas homosexuales para casarse ante la Ley, por lo pronto sólo en el DF, NO los obliga a ustedes a casarse ni a casarse con alguien de su propio sexo. Ustedes, como cualquier ciudadano en una democracia, pueden seguir sus preferencias eróticas, mientras no dañen a terceros.
2. No es aconsejable que ustedes defiendan con argumentos científicos su convicción de que todos debemos obedecer ciegamente las palabras de Juan Pablo II, porque el papa Juan Pablo II no era darwinista, y nuestra ciencia contemporánea lo es desde hace 150 años.
3. Por favor, ya no metan a los perros en sus argumentos teológicos disfrazados de zoología; y esto por varias razones.
a. Como no le saben, se hacen muchas bolas. Así, el mismo mes oímos al arzobispo de Morelia diciendo que ni los perros se montan uno a otro siendo ambos del mismo sexo, y luego oímos a Esteban Arce decir que sí lo hacen pero atacados de demencia animal, y luego escuchamos al padre Chedraui afirmando que los humanos no son perros, porque los perros sí pueden ser homosexuales y los humanos no deben.
b. Mi perra es lesbiana y merece respeto.
c. Los perros y las perras son de moral sexual abiertísima: amén de que abundan los bisexuales, todos se montan y se frotan aun hasta contra las piernas de sus amos. (¿Cómo se llama eso? ¿Piernastía?) Por eso elijan a otra especie para argumentar contra la laxitud sexual.
4. Ya que para ustedes la zoología es una ciencia remota, les develo el misterio. Existen mil 500 especies donde se da naturalmente la homosexualidad. Sería informativo que visiten en internet el sitio ¿Contra la Naturaleza?, que incluye fotos de estas especies. Ahí uno ve jirafas hembras montándose entre sí desde atrás; leones machos fornicando muy virilmente, primero uno sobre otro y luego el otro sobre el primero; cacatúas rosadas machos ayuntándose mientras baten las alas. (Por cierto que entre estas cacatúas rosadas la homosexualidad es de 44%, lo que se explica acaso por su color: el rosado.) Lo dicho, hasta completar mil 500 especies.
5. ¿En serio esa es la aportación del PAN al siglo XXI? ¿Controlar contra quién cada quién se enamora? ¿Controlar el orgasmo ajeno? ¿Meterse entre las sábanas y entre las piernas ajenas? Ya, amigos panistas, basta: están gobernando; hay problemas reales, no fantasiosos como el daño que le produce a una abuelita en su decencia (¿en qué parte del cuerpo está eso?) el beso de dos señores en la calle. (Hay abuelitas de 30 años, y de ambos sexos: me refiero al espíritu viejo o joven.)
6. Mientras más gente de más tipos y clases se bese en la calle o en sus camas, yo soy más feliz. Lástima que ustedes al revés.
7. El arzobispo Chedraui declaró a la prensa recientemente que un niño se enteró de que su papá era gay y “de inmediato se suicidó”. Señor arzobispo Chedraui: el niño se suicidó por tener en su cabecita historias espantosas como la que usted relata.
8. Premio a la mejor objeción panista a que los gays adopten niños: los niños sufrirán de discriminación (suponemos que a cargo de ustedes, el panismo vuelto curia).
9. Ya, señores y señoras, de veras gobiernen. Planeen algo saludable para el bien común. Hagan crecer el producto interno bruto. Disminuyan la pobreza. ¿Qué tal una mejor educación primaria? Gobiernen, señoras y señores del PAN; para eso viven de nuestros impuestos, no para indignarse con el orgasmo ajeno.
10. ¿Qué país piensan dejarnos para el 2012? ¿Un país fracturado en cuántos pedazos? ¿Cuántos más odios van ustedes a encender?
11. Lo que se promete en una campaña política generalmente se intenta cumplir. Si el candidato Calderón dijo: “respetaré el Estado laico”, era de suponerse que lo respetaría. Lástima, ahora calla y los deja operar a ustedes lo que será la mitad de su legado: el impedimento de las libertades individuales. La otra mitad, una guerra que no cesa.
12. Su encuesta a los ciudadanos del DF intenta probar que la mayoría no aprueba la adopción de hijos por una pareja gay y, por ende, según su lógica, debería anularse la nueva ley que lo permite. Es tan brillante la idea de ustedes, que su encuesta merecía una pregunta más: ¿Votó usted por un legislador del PAN? Ya sabemos la respuesta: muy pocos en el DF votaron por un legislador del PAN. Por ende, y según la lógica de ustedes, debería retirarse del Congreso del DF la minoría panista. ¡Mueran las minorías! (Excepto a la que yo pertenezco.)
13. Oigan, por último: ¿Cuándo se confundieron un partido, el PAN, y una Iglesia, la vaticana? Hoy día uno parece vocero y mano activa de la otra, y viceversa. Las mismas declaraciones, los mismos odios, una sola estrategia. La misma incomprensión de la vida democrática.
14. Relájense. Dejen ser a su prójimo. Ámenlo como a sí mismos. Relájense. Por ahí empieza la vida democrática.

"Por conspiración", denuncia penal contra Nava y los jefes de El Yunque

MEXICO, D.F., 26 de enero (apro).- El presidente del Partido Acción Nacional (PAN), César Nava, y sus antecesores Manuel Espino y Luis Felipe Bravo Mena serán denunciados ante la Procuraduría General de la República por presuntamente cometer delitos contra la seguridad de la nación, entre ellos el de “conspiración”.
La denuncia será presentada mañana al mediodía por el panista Luis Paredes Moctezuma, exalcalde de Puebla, quien afirma tener pruebas de que Nava, Espino y Bravo Mena han incurrido en delitos en su carácter de miembros de El Yunque, la organización clandestina de ultraderecha que controla la estructura del PAN.
La denuncia de Paredes Moctezuma, a quien se le impidió registrarse como precandidato a gobernador de Puebla, es también contra el jefe general emérito de El Yunque, el poblano José Antonio Quintana Fernández; el jefe general, Bernardo Ardavín Migoni, y el jefe general operativo, Guillermo Velasco Arzac.
Otro acusado por Paredes Moctezuma es Marco Antonio Adame Castillo, gobernador de Morelos y también prominente militante de El Yunque, quien es investigado por su presunta protección al narcotráfico en esa entidad.
“La denuncia es contra los jefes de El Yunque y sus operadores”, declaró escuetamente Paredes Moctezuma al reportero, vía telefónica, y precisó que mañana al mediodía se presentará ante la PGR en la Ciudad de México.
El político poblano, quien al concluir su periodo como alcalde tuvo que autoexiliarse por la persecución que padeció gracias a un presunto pacto entre El Yunque y Mario Marín, gobernador de Puebla, asegura que la denuncia que presentará ante la PGR incluye vasta información sobre la forma de operar de esa organización clandestina, particularmente contra los políticos que no acatan sus instrucciones.
Entre los documentos que presentará se encuentran el resultado de juicios resueltos en el tribunal electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), sobre todo los que documentan un mismo patrón de conducta de líderes del PAN pertenecientes al Yunque contra disidentes.
“Estoy manejando una serie de juicios y mencionando a varias personas que siguen el mismo patrón de conducta, cuyo objetivo es desde luego hacerse del poder, pero no mediante habilidad política, que puede ser a veces ruda, sino sirviéndose del propio poder, entre otras cosas sembrar terror entre la clase política. Por ejemplo, diciendo que, si no acatan las órdenes, les van a hacer lo que me hicieron a mí.”

Los cachorros del Yunque

Después de que Felipe Calderón pretendió frenar la hegemonía de El Yunque en la estructura del PAN, él mismo está propiciando que su gobierno y el partido se infesten de “cachorros” de los jerarcas de esa organización de ultraderecha, empezando por la imposición de César Nava en la dirigencia partidista. De acuerdo con algunos testimonios, este giro se debió a la estruendosa derrota electoral del PAN en julio de 2009 y a que el propio presidente considera que hay “un Yunque bueno y uno malo”.

MEXICO, D.F., 26 de enero (Proceso).- Nacidos en la década de los setenta, educados en colegios privados, adiestrados políticamente desde la adolescencia y con experiencia en la alta burocracia gubernamental, un grupo de políticos noveles, encabezados por César Nava Vázquez, controla la dirigencia y la estructura del Partido Acción Nacional (PAN).
Pero no se trata de una camada de jóvenes ordinarios y heterogéneos, sino de hijos de los jerarcas de El Yunque, la organización ultraderechista que tiene en Nava Vázquez al tercer presidente del PAN después de Luis Felipe Bravo Mena, actual secretario particular de Felipe Calderón, y de Manuel Espino, hoy presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA).
Adoctrinados en el catolicismo más conservador, son egresados de instituciones educativas fundadas por El Yunque: la Universidad Vasco de Quiroga de Michoacán y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP); de las universidades confesionales Panamericana y La Salle, y de centros educativos de tipo empresarial, como el Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).
El caso de César Nava Vázquez es ilustrativo: es hijo del fallecido César Nava Miranda, jefe de El Yunque en Michoacán, quien presidió la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en ese estado, fundó la Universidad Vasco de Quiroga y encabezó la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF).
Otro es el de Guillermo Bustamante Ruisánchez, actual director jurídico del CEN del PAN y representante de dicho partido ante el Instituto Federal Electoral (IFE), quien es hijo de Guillermo Bustamante Manilla, sucesor de Nava Miranda en la presidencia nacional de la UNPF. Este organismo sigue siendo presidido por Bustamante Manilla y es controlado por El Yunque desde 1976, cuando el actual presidente del PAN tenía apenas dos años de edad.
Pues bien, César Nava Vázquez y Guillermo Bustamante Ruisánchez, nacidos en 1974 y 1971, respectivamente, estudiaron derecho en la Universidad Panamericana, la institución educativa del Opus Dei, y juntos han sido funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el sexenio de Vicente Fox y en la Presidencia de la República con Felipe Calderón.
A su vez, el director de Comunicación Social del CEN del PAN, Abel Hernández López, es hijo de Abel Hernández Rosete, quien fungió como jefe de El Yunque en Jalisco después de que, en 1980, fue asesinado Jorge Kalfópoulos, y lideró la UNPF junto con Nava Miranda, con quien cofundó la Universidad Vasco de Quiroga.
Egresado de la carrera de periodismo en la UPAEP, Hernández López se desempeñó como secretario general del PAN de Puebla entre 2001 y 2002, durante la presidencia partidista local de Juan Carlos Espina von Roerich, quien es hermano de José, actual presidente de la Comisión Nacional de Elecciones. También ellos han sido identificados como militantes de la organización clandestina.
Abel Hernández López, quien nació en 1979, trabajó en la Presidencia de la República con Marta Sahagún, mujer de Fox, a las órdenes de Guillermo Velasco Barrera, hijo de Guillermo Velasco Arzac, jefe nacional operativo de El Yunque.
Por su parte, el hoy secretario particular de César Nava, Roberto Eduardo Aguilar Pirez, quien tiene 35 años de edad y ha sido asistente del primero desde hace al menos una década, egresó igualmente de la UPAEP.
A esta camada de “cachorros” de El Yunque pertenecen asimismo los hijos del actual jefe general de esa organización secreta –Bernardo Ardavín Migoni, expresidente de la Coparmex–, dos de los cuales, José Antonio y Santiago, militan en el PAN desde 1996.
José Antonio, nacido en 1977, es economista por el ITAM y trabajó en la Secretaría de Hacienda y el Banco de México durante el sexenio de Fox, y Santiago, actualmente de 38 años, estudió administración en el ITESM y, después de trabajar para Lorenzo Servitje en Bimbo, es consultor en ESEM, Estrategia Empresarial, el negocio de su padre, que ha recibido jugosos contratos del gobierno federal.
José Ramón, otro hijo del jefe de El Yunque y presidente de la flamante Fundación Carlos Abascal, aunque no milita en el PAN, funge como subdirector de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), cuyo titular en el gobierno de Calderón es José Luis Luege, otro prominente militante de esa organización extremista.
Integrante de esta casta es igualmente Francisco Xavier Salazar Díez de Sollano, hijo del diputado federal Francisco Xavier Salazar Sáenz, quien fue jefe de El Yunque en San Luis Potosí, secretario del Trabajo con Vicente Fox y vicepresidente de la UNPF con Nava Miranda.
Salazar Díez de Sollano, quien estudió química en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, preside la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y ha sido dos veces diputado federal, en una de las cuales, la LIX Legislatura, presidió la Comisión de Energía.
Un caso peculiar es el de Juan Carlos Plata Ibarra, hijo del fundador de El Yunque Ramón Plata Moreno: militante activo del PAN desde el 1 de junio de 1988, con registro en Puebla –donde se fundó esa organización en 1955–, hizo una carrera política de la que muy pronto desistió.
Después de haber sido director de la Coparmex en la entidad, coordinó la campaña de Jorge Ocejo Moreno a la presidencia municipal de Puebla en 1992, y luego fue regidor de Turismo en el ayuntamiento presidido por Gabriel Hinojosa Rivero, primo hermano de Calderón, entre 1997 y 2000. Desde entonces radica en Guadalajara, Jalisco, donde es directivo de la agencia Saiffe, que diseña campañas de publicidad y que ha sido contratada por el gobernador de Puebla, Mario Marín.

Los “buenos”

El ascenso de los hijos de prominentes miembros de El Yunque a la dirigencia nacional del PAN, gracias a los nombramientos que ha hecho César Nava, coincide con el 30 aniversario del asesinato de Ramón Plata Moreno, que se perpetró la noche del 24 de diciembre de 1979 y que permanece impune.
Y se da también en el marco del lanzamiento de la Fundación Carlos Abascal, cuyo propósito es convertirse en semillero de cuadros políticos, según anunció el presidente del nuevo organismo, Bernardo Ardavín Migoni.
El anuncio se hizo en un acto celebrado el pasado 2 de diciembre, a un año de la muerte de quien fue secretario de Gobernación, Carlos Abascal. Un hijo de éste, Rodrigo, milita en el PAN desde 2002, y dos de sus hijas, Luz del Carmen y Rosa Martha, forman parte del equipo de Guillermo Velasco Arzac, presidente de la Coordinadora Ciudadana. Por cierto que esta agrupación política nacional obtuvo el registro del IFE gracias a la membresía de El Yunque, como consta en el padrón de afiliados que consultó el reportero.
La fundación que lleva el nombre del prototipo de político de derecha, “Carlos Abascal” –personaje al que también se pretende convertir en santo–, convocó a un nutrido grupo de miembros de El Yunque que encabeza Ardavín: además de Velasco Arzac, Salazar Sáenz, el procurador Arturo Chávez Chávez, el gobernador Marco Antonio Adame, José Luis Luege, Luis Pazos…
Entre los asistentes estaba, asimismo, el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Justicia Penal, José Antonio Ortega Sánchez, quien se dice representante legal de la familia de Plata Moreno y ha sido señalado como el principal obstáculo para saber quién asesinó al fundador de El Yunque.
Este reacomodo se da después de la peor derrota del PAN en su periodo de ascenso, la cual se produjo en julio de 2009 y derivó en la renuncia del dirigente del partido Germán Martínez, impuesto en el cargo por Felipe Calderón, quien utilizó la estructura gubernamental para desplazar a Espino de la dirigencia panista, como se ha documentado en Proceso.
Martínez, quien asumió la presidencia del PAN en diciembre de 2007, supuestamente tenía el propósito de poner fin al predominio que tuvo El Yunque en ese partido con Bravo Mena y Espino, pero César Nava fue impuesto por Calderón a sabiendas de que es también un miembro juramentado de la organización ultraderechista, cuyo proyecto es imponer en México un régimen teocrático.
Al respecto, Luis Paredes Moctezuma, exalcalde del PAN en Puebla y quien militó tres décadas en esa organización clandestina, califica de “desatino” que Calderón haya impuesto a Nava después de que había logrado darle un golpe contundente al poder de El Yunque y sus integrantes con la remoción de Espino.
“Cuando los tenía arrinconados, (Calderón) les da oxígeno”, censura el político poblano, autor del libro Los secretos de El Yunque / Historia de una conspiración contra el Estado mexicano, y recuerda que, antes de la llegada de Nava, Martínez nombró a José Espina von Roerich como presidente de la Comisión Nacional de Elecciones, el “IFE” del PAN.
“La señal que manda es que (los de El Yunque) siguen teniendo la manera de nombrar candidatos. Esto les da una tregua y siguen vendiendo la idea al panismo de que son ellos los que reparten el pastel, cuando los debió haber desmantelado. La llegada de César es la culminación de aquello y es una señal absolutamente equivocada.”
–¿A qué atribuye esta decisión de Calderón?
–Él parte de una premisa absolutamente falsa: que hay dos Yunques, uno bueno y uno malo. El bueno es el de Luis Felipe Bravo Mena y el malo es el de Manuel Espino, y no considera que ambos obedecen al mismo jefe: Bernardo Ardavín y, además, a Guillermo Velasco Arzac.
El Yunque, advierte, ha tomado mucha fuerza con el arribo de Nava a la presidencia del PAN, porque es el tercer presidente partidista que proviene de esa organización, cuyos militantes “es más que obvio que están” en posiciones relevantes en el CEN.

El ala delictiva

Y en efecto, forman parte de esta escalada de El Yunque otros personajes, si bien ya no son tan jóvenes. Uno de ellos es el secretario de Formación del PAN, Gerardo Aranda Orozco, quien funge al mismo tiempo como director de la Fundación Rafael Preciado Hernández, en sustitución de Abascal, a quien también relevó en la Coparmex.
Gerardo es hermano de Ana Teresa Aranda Orozco, quien fue presidenta de la Asociación Nacional Cívica Femenina (Ancifem), directora general del DIF, secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) en el gobierno de Fox y subsecretaria de Gobernación con Felipe Calderón. Hoy, cuando busca ser candidata de su partido por la gubernatura de Puebla en los comicios que se realizarán este año, cuenta con cinco hijos que la apoyan como militantes del PAN.
Uno más es Alfredo Botello Montes, nombrado secretario de Acción de Gobierno del CEN apenas dejó la Secretaría General de Gobierno de Querétaro, el estado que junto con San Luis Potosí perdió el PAN en las elecciones de julio pasado.
Botello Montes, quien usa el seudónimo de Paul Keres en honor del genial ajedrecista estonio, es un experto en integrar grupos de choque desde que era estudiante de preparatoria. Se le identifica como el estratega de El Yunque en Querétaro, donde se le vio trabajar como promotor de campos de adiestramiento para reclutas de esa organización.
La incorporación de Botello Montes al CEN no es casual, porque forma parte del grupo que controla al PAN desde la década de los ochenta. Una de las familias hegemónicas es la de quienes comparten los apellidos Nava Bolaños, primos de César Nava Miranda y tíos de César Nava Vázquez. Eduardo Nava Bolaños es senador, en tanto que Arturo Nava Bolaños ocupó igualmente una senaduría y una diputación federal.
Alfredo Botello fue compañero en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) del exconsejero electoral Jaime Cárdenas, actual diputado del Partido del Trabajo, quien recuerda que era un estudiante mediocre y faltista, que a menudo se quedaba dormido en las clases.
La razón era que, desde entonces, Botello se hallaba muy ocupado encabezando operativos con grupos de choque. Uno de ellos fue la quema de la Aula Magna de la UAQ, que se consumó en 1976 en protesta porque consideraban “comunista” al aspirante a rector Álvaro Arreola, y otro fue el embate contra estudiantes “comunistas” de Zacatecas, al año siguiente.
Tal como se detalla en el libro El Yunque, la ultraderecha en el poder, editado por Plaza y Janés en 2003, el grupo de choque de Botello irrumpió con violencia en la Universidad Autónoma de Zacatecas en 1977, pero dos de sus integrantes –Lázaro Barrón Frías, alias Mateo Letrán, y Pedro Luis López Solorio, cuyo seudónimo era Cornelio Laurens– fueron detenidos y expusieron ante las autoridades la manera de operar de El Yunque.
Según el testimonio de López Solorio, quien entonces tenía 19 años de edad, conoció a Botello Montes en una peregrinación al Cerro del Cubilete, en Guanajuato, y fue quien lo inició en El Yunque, en una ceremonia celebrada justamente en casa de éste:
“El 22 de febrero del presente año es afiliado al grupo que sabe lleva el nombre de Organización del Yunque, por medio de una ceremonia en casa de Alfredo Botello Montes, sita en calle 5 de Mayo, en el barrio de la Cruz…”, registran los documentos judiciales.
De acuerdo con la declaración del muchacho, se identificó como uno de los jefes de El Yunque en Querétaro a Arturo Nava Bolaños –tío de César Nava–, quien fue citado el 20 de mayo de 1977 ante el Ministerio Público de Zacatecas.
Al respecto se asentó: “Nava Bolaños negó todos los cargos, por lo que el procurador de Justicia lo dejó en libertad, asegurando que si se comprobaba actuación delictuosa sería severamente castigado”.
Nada ocurrió, como tampoco nada ha ocurrido con otros miembros de El Yunque que han sido sorprendidos en conductas delincuenciales, como Gustavo Villegas Nava, hijo de Elías Villegas Torres, jefe de El Yunque en Guanajuato, cuyos gobernadores –desde Carlos Medina hasta Juan Manuel Oliva– han sido omisos ante las denuncias.
Como otros jerarcas de El Yunque, Elías Villegas ha impulsado la carrera política de sus hijos. Así, Leticia Villegas Nava es actualmente presidenta del Congreso local, luego de desempeñarse como diputada federal y como regidora de León. Con el arzobispo Guadalupe Martín Rábago desayuna casi a diario en dicha ciudad.
Elías Villegas y su hija han sido denunciados públicamente por Carlos Alberto Zepeda Orozco, quien, después de militar en El Yunque, decidió escribir un libro (Decepciona el PAN en Guanajuato…) para narrar cómo los jefes de El Yunque destruyeron su familia y su patrimonio.
Zepeda Orozco es primo hermano de Ana Teresa Aranda, quien de Guanajuato se fue a Puebla, entidad donde hijos de jerarcas de El Yunque tienen gran influencia en el PAN.
Por ejemplo, Bernardo Arrubarrena García, hijo de José Antonio Arrubarrena –fundador y rector de la UPAEP–, presidió el comité del PAN en la capital de Puebla entre 2008 y 2009, y Pablo Rodríguez Regordosa –hijo de Herberto Rodríguez Concha, fundador también de El Yunque– es diputado federal y coordinador de la precampaña del expriista Rafael Moreno Valle, aspirante a ser candidato a gobernador de Puebla.

Columna Asimetrías. Cruce de Caminos

26 enero 2010

”Los políticos nos han traicionado”.

Gonzalo Tablada.


Que los personeros del poder político del Estado mexicano en los ámbitos federal y locales e incluso municipales han traicionado a la ciudadanía --que, por lo menos en lo formal, los ha elegido-- es percepción que no escapa de su propio verismo.

Dígase de otro estilo que esos personeros –panistas, priístas, perredistas, etc.— ejercen el poder para perpetuar un statu quo de opresión que nos damnifica cada vez más y sella las espitas por las que escaparían, si acaso, las presiones societales.

Visto así, eso es traición. La opresión es dramáticamente trágica y, por ende, lacera el alma nacional, haciéndola sangrar con profusión y, como secuela inevitable, debilitando nuestro alcance cognitivo y nuestros albedríos societales.

La opresión adquiere sus visos veros cuando el oprimido no registra ni discierne ni mucho menos identifica el verismo de su propia condición opresa. Por ello, su conciencia yace subsumida y es, así, ajena a la noción mera de desasirse de la opresión.

La opresión tiene los rostros de un carnaval macabro. Simulas. Y reprime.


Por ajena a la conciencia del cuerpo societal, esa noción se representa en parálisis que, en el caso de los pueblos de México, es evidente. Esa perlesía social es insoslayable a la perspicacia de aquellos connacionales con conciencia despierta.

Ello nos habla de la eficacia de los mecanismos o medios de control social o, a fuer de precisos, de los personeros del poder político del Estado mexicano. Esos personeros cincelan, mediante metodologías milenarias probadas, la idiosinsacrasia del mexicano.

Esa idiosincrasia contribuye decisivamente al inmovilismo. Nuestra idiosincrasia nos conduce a la pasividad estoica y a la aceptación paciente de una realidad que se nos oferta como predeterminada y, por lo mismo, inmutable.

Así, un crimen de Estado como el asesinato de 49 niños en la guardería ABC, del IMSS, subrogada por el poder político panista a particulares amigos y parientes de los “hombres de pro” no nos conmueve ni mueve a la acción. Indiferencia. Parálisis, pues.

Para cerciorarse de que la parálisis continúe, allí está pronta la disuación militar.

Los “hombres de pro” –desde el Presidente de la República, sus secretarios, legisladores, procurantes e impartidores de justicia, gobernadores, alcaldes, etc.—verifican que nuestra indiferencia se traduzca en anuencia implícita a sus crímenes.

Por esa acera deambulamos. Las fuerzas que esculpen y burilan nuestra idiosincrasia son constantes, reiterativas, fomentadoras de la ignorancia (y los prejuicios, supersticiones y supercherías) y la ubícua y omnipresente pobreza.

La ignorancia –la media nacional de escolaridad es patéticamente baja— y la pobreza son administradas, regenteadas y manejadas como un recurso estratégico de control social. La ignorancia y la pobreza nos hace vulnerables y, por ende, dependientes.

Y lo que suponemos parálisis del poder político panista, priísta, perredista, etc., del Estado es, en realidad, descomposición. A mayor descomposición, uso intensivo, más amplio, desesperado incluso, de los mecanismos de control social.

Así estamos los mexicanos. Sin esperanzas de una esperanza. Empero…

Detrás de la Noticia ¿Reformititita?

Por Ricardo Rocha

26 enero 2010
Sería una decepciontotota. Porque según EL UNIVERSAL, los mexicanos urgen una reforma política. Y cómo no, si la ausencia de liderazgo, la ineficacia y la inseguridad tienen sumido al país no sólo en la postración económica sino en una severa crisis de irritación y depresión colectiva.

Hoy, ya están aquí los primeros síntomas de un hartazgo democrático y la amenaza latente del estallido de todos tan temido. Pero aunque no existieran esas advertencias, se percibe que no avanzamos, porque no somos capaces de ponernos de acuerdo en un gran pacto nacional —si se pudiera, al estilo de La Moncloa— para de ahí derivar los grandes cambios que el país necesita a fin de desterrar la pobreza, convocar la paz y acceder a la justicia social.

Luego de entrevistar a muy diversos líderes camerales y de partidos me quedan claras varias cosas: que consideran insuficiente el decálogo presidencial de Felipe Calderón que incluye básicamente la reelección de gobernadores, alcaldes y legisladores y al mismo tiempo la reducción en el número de diputados y senadores, las candidaturas independientes y la segunda vuelta en la elección presidencial; la mayoría coincide en que habría que incluir temas fundamentales como el plebiscito, el referéndum, la revocación del mandato y la ratificación del gabinete por el Senado.

En cualquier caso, todos reconocen que ni lo planteado ni lo añadido alcanzarían para la gran reforma del Estado que incluyese cambios constitucionales, modernizar las relaciones entre poderes, refundar el pacto federal y dar paso a nuestros dos grandes pendientes: una reforma fiscal integral y una gran revolución educativa. Vaya, ni siquiera creen que se alcance una reforma política en sentido amplio. Si acaso, algunos avances.

Y es que ahora, una vez más, “no están dadas las condiciones” para algo más de fondo. Son muchas las razones de encono y disputas feroces entre los partidos. Ya teníamos temas tan polarizantes como los matrimonios y las adopciones de parejas homosexuales. Ahora se añaden las descalificaciones rabiosas por las alianzas electorales de unos y otros contra el de enfrente.

Por eso este nuevo episodio de diálogo nacional corre varios riesgos: que los resentimientos de fuera contaminen el debate; que los miedos impongan la mediocridad y que los resultados sean minúsculos, en relación a la expectativa que se ha generado; y el mayor de todos, que los ciudadanos comunes percibamos el foro del Senado como un gran circo para distraernos de los avatares de la sobrevivencia. Sería gravísimo. A nadie le gusta que le vean la cara.

EDITORIAL.Un minuto de silencio.

Año 8, número 3241
Martes 26, enero del año 2010

“Cuando un pueblo se ha vuelto incapaz de gobernarse a sí mismo y está en condiciones para someterse a un amo, poco importa de donde proceda este”. Jorge Washington.

Los mexicanos recordaremos el 2010 como el año en que, al igual que los haitianos, oficialmente perdimos a la Patria.

A los norteamericanos no los sacan de Haití, ni con Vudú ¡vaya! Y de nuestro México, podemos decir que ya no existe. Solo queda el nombre.

Las declaraciones del Embajador Carlos Pascual, de que no se negociará con los narcotraficantes, van más allá de la diplomacia y sin duda dejan ver que quien manda aquí ya no es Calderón, ya no es el Presidente de México; es el gobierno de los EEUU.

Cierto, ya se sabía. Pero ofende por la cínica manera en que lo dijo el polémico Embajador, precisamente desde Washington. Su prepotencia es insufrible. Pues decidiendo por México, declaró:

“Algunos han dicho que existe un riesgo de que con las elecciones de 2012, de alguna manera se va a disminuir la lucha contra los narcotraficantes, pero yo no lo veo así”.

Y dijo más: “He hablado con representantes de los tres principales Partidos Políticos (antes no ha hablado con la igle$ia) y todos reafirman que esta lucha tiene que seguir”.

Pero mostrándose muy poco enterado de la verdadera situación que se vive aquí, agregó: “Lo que quieren los narcotraficantes es tomar el control en los municipios para mantener un negocio negro”. A pesar de que por todos lados se cuenta que los que verdaderamente controlan las plazas, son los narcotraficantes.

Una descripción de ello nos la dio Denise Maerker, cuando en las pasadas vacaciones fue a las playas del pacífico y eso es lo que encontró.

Y remachando su ignorancia, el conocido desestabilizador de naciones, hoy Embajador de EEUU en México, declaró: “La solución no es negociar con los narcotraficantes y darles el control”. Si cedemos van a establecerse en todas las ciudades” (de hacerse notar la forma de expresarse cuando dijo “si cedemos”).

Haciendo ver que ellos, los norteamericanos, son los que quieren el control del negocio (lo que ya era perfectamente sabido, toda vez que desde siempre han actuado así) pero también dejó ver que desconoce que los narcos ya están instalados en todas las ciudades de la República.

Parece mentira que los únicos que pueden salvarnos de estos perversos invasores, sacar adelante la economía y meter orden en el País, son los narcotraficantes.

Así lo hicieron en los EEUU cuando terminó la Ley Seca, y quienes se encargaban del trasiego del alcohol, se volvieron inversionistas y políticos.

Pero por lo pronto habrá que guardar un minuto de silencio por la Patria. Un minuto de silencio por México.

Diario Libertad
Av. Manuel Ávila Camacho N° 90-11
Jalapa, Ver. Centro
Tel. 01 22 88 17 24 80